Obtención de muestras con tubo de pared delgada Shelby

 

El tubo Shelby o también llamado tubo de pared delgada es un tubo fabricado de acero sin costuras y su objetivo es la toma de muestras de suelo “in situ”, de muestras inalteradas de suelos, que permitan conservar las propiedades en su estado natural, evitando hacer mínimos los cambios de las condiciones de la muestra in situ.

 

Consiste en un muestreador que se tornilla a la parte interior de la tubería de perforación. El muestreador es un tubo de acero o latón de diámetro exterior variable entre 1.5 a 10cm de espesor máximo de 1.5mm y longitud entre 80cm y 1m. Es común cortarlo longitudinalmente al extraer la muestra cuidando la fricción lateral.

 

En el momento de muestrear, el tubo debe ser hincado en el suelo con gran fuerza y de forma constante hasta alcanzar el punto de rechazo o hasta que se encuentre lleno. Una vez que se ha obtenido la muestra, el tubo de pared delgada es desconectado de la cabeza. Para utilizarlo o para realizar muestras futuras, en ambos extremos del tubo se colocan tapas herméticas para no perder parte de la muestra.

 

Este tipo de muestreador se utiliza principalmente en suelos cohesivos y blandos o semiduros, sin importar que se localicen encima o debajo del nivel freático.

 

Los tubos de pared delgada son de un diámetro exterior de 2 a 3 pulgadas y poseen un extremo afilado. Cuando se trata de investigar suelos profundos se une a barras perforadoras que se ensamblan al tubo Shelby, una vez obtenida se envía al laboratorio para su análisis; algunos estudios realizados pueden ser:

 

  • Estratigrafía del sitio.
  • Análisis del estrato que forma un suelo para su clasificación geotécnica.
  • Resistencia a la permeabilidad, compresibilidad y el esfuerzo de los estratos que forman el suelo.
  • Análisis de la consistencia o capacidad relativa de algún tipo de estrato

 

obtencionmuestras01obtencionmuestras02